La Bella y la revelación

La Bella y la revelación

Hace relativamente poco tiempo tuve una revelación y de lo más curiosa. Me encontraba viendo por millonésima vez La Bella y la Bestia de Disney, película que llevo viendo desde mi mas tierna infancia, de la que me sé todas las canciones y diálogos (soy una fanática de las películas de Disney), cuando tuve la revelación, tal vez una pequeña epifanía.

Todos recordaréis al personaje de Gastón, el hombre más fuerte y robusto del pueblo, el mejor cazador, el más apuesto…vamos en teoría el mejor marido que una podría encontrar, pero según avanza la película te das cuenta de que Gastón es un engreído y un chulo, un egoísta y vanidoso, y una larga lista de etcéteras, pero dejas pasar todo eso, o por lo menos yo lo hacía, porque pensaba que, a una persona enamorada de Bella, de una chica tan dulce y buena, una persona que puede sentir ese sentimiento tan hermoso, no puede ser tan malo, ¿no?

Mi revelación vino de esta idea, Gastón NO estaba enamorado de Bella, no la quería, nunca la quiso, solo era un trofeo para su vitrina, él se la merecía porque ella era la más guapa de la “Aldea Ideal”.Qué cómo sé que no estaba enamorado de ella? Fácil, el amor es un sentimiento muy irracional a veces si, pero es un sentimiento hermoso, y si hay algo que lo caracteriza para mi es el altruismo. Cuando de verdad quieres a alguien, cuando es amor de verdad, lo que quieres es, por encima de todo, que esa persona sea feliz aunque no sea contigo, aunque sea estando lejos de ti. Cuando alguien se enamora piensa en el otro antes que en si mismo, de eso se trata el amor verdadero. Gatón no quería que Bella fuese feliz, solo quería poseerla, ser su dueño, y le dolió tanto que Bella se enamorase de un “monstruo” antes que de él que decidió acabar con su supuesto rival sin pensar en lo mal que lo pasaría Bella si la Bestia hubiese muerto. Eso amigos mios, ¡NO ES AMOR!

Sé que a veces cuesta mucho pensar en los demás antes que en nosotros mismos, pero yo pienso que no hay mejor prueba de amor verdadero que esa. De todas formas dicen que si quieres a alguien de verdad tienes que dejar que se vaya, si no vuelve es que nunca fue tuyo.
Es difícil lidiar con nuestro sentimiento y mucho más intentar comprender los de los demás, pero no viene mal intentarlo de vez en cuando. Si Gastón se hubiese molestado un poquito en conocer a Bella, si se hubiese dado cuenta de que ella no era como las demás chicas, tal vez habría podido dejar de pensar en si mismo y lograr que ella se enamorase de él.

La Bestia si supo sacrificarse, dejó que Bella abandonase el castillo porque ella quería ir a cuidar a su padre a pesar de que sabía que sin Bella su vida sería gris y monótona, pero ella sería feliz. Es gracioso que sea una bestia la que de lecciones de amor a las personas.

Sé que ese no es el mensaje principal de la película, se supone que es que la belleza está en el interior, pero yo también aprendí que el amor a veces está en el sacrifico, bonito pero trágico.

3 comentarios en “La Bella y la revelación

  1. \”…Se oye una canción que hace suspirar y habla el corazón de una sensación grande como el mar…\” Querida amiga, el inicio de la canción expresa cuán intensa es esta inocente película hecha para la más tierna infancia. Como bien se puede observar, las películas del ingenioso Walt Disney y su producción , han demostrado que van más allá de la mera representación teatral y más lejos aún del simple diálogo. Es preciso realizar una segunda lectura, incluso entre líneas, para descubrir la belleza que narra cada acto. Duras son las críticas que frivolizan sobre el pasado de Bella, ya que es la única princesa (de todo el repertorio que tiene Disney como Ariel, Blancanieves o Cenicienta) que es de la realeza sin pertenecer a ella. Y lejos de cualquier ofensa es hoy en día el mayor de los perfiles de la realeza monárquica europea. Ejemplos como el de la recientemente nombrada reina Máxima de Holanda, Mary Donaldson de Dinamarca, Charlene Wittstock de Mónaco y sin irnos tan lejos…hasta la propia Letizia Ortiz de la familia real española; nos enseñan además de que la historia es cíclica, que en pleno siglo XXI el amor no conoce límites y que si la edad o el dinero no figuran entre ellos, menos aún la procedencia social.Haciendo hincapié en el segundo mensaje, es preciso recordar las incesantes filmaciones de cualquier procedencia histórica y cultural, que nos rodean sobre el dramatismo inmerso en el sentimiento del amor. Si bien, como tal sentimiento casi indefinible, cabe destacar que siempre lleva un matiz trágico y doloroso. Y personalmente creo que de no ser por este valor añadido que otorga el sacrificio, el amor como tantas cosas en la vida, no lograría sentirse de la misma forma ni con la misma intensidad.Hay amores que nacen de la amistad, de un encuentro fortuito, por conveniencia, por un flechazo…Y hay amores que perduran en la eternidad o que se consumen con el tiempo. Sin embargo, lo único y verdaderamente bonito es el mismo sentimiento compartido. Como bien dices, es dar todo por la otra persona; no obstante, yo voy más lejos, es un sentimiento incondicional que acompaña y complementa a quien comparte tu vida contigo, esa persona es quien te ilumina el camino cuando sorprende la oscuridad, quien aconseja en la dificultad, quien escucha tu corazón y habla sin temeridad. Ese compañero de tu vida es alguien más que una pareja, es un amigo y amante con quien compartes tu día a día, tu pasado, haces tu presente y ensueñas el futuro.

    Me gusta

  2. La película data de los años 90 aunque sus orígenes remonten al siglo XVI con la obra Le Piacevoli Notti de Francesco Straparola. Lejos de la perspectiva romántica y sentimental de las diferentes adaptaciones, haciendo una nueva lectura del visionado a través de tu post, encuentro dos perfiles masculinos totalmente diferenciados, reflejo del hombre de nuestra sociedad. Por una parte, se encuentra Gastón, como afirmas un bello hombre, egoista y egocéntrico, material y superficial, que piensa en Bella como objeto de deseo inalcanzable. Por otra parte, un príncipe testarudo y tenaz que cae en la trampa de una malvada bruja que le convierte en Bestia y vive apartado del vecindario. Analizando objetivamente cada perfil podemos decir que el ser humano y el hombre en este ejemplo, es reflejo de la sociedad en la que vive inmerso. El resto de habitantes de la Aldea, se comportan como ciudadanos y vecinos de cualquier lugar, conocedores de las peculiaridades de los ciudadanos y realizadores de las labores profesionales de cada uno. También destacan grupos por belleza física o por labores domésticas o agrarias. Considero, que es importante recaer en que Bella no nace en el seno de la familia tradicional, convive con su padre bastante mayor de edad, que no tiene una profesión común sino que es inventor (por lo que los vecinos le llaman loco) y cuya educación es más intensa y profunda que la material, hay mayor profundización cultural. Y este es el principal rasgo diferenciador de Bella entre el resto de las chicas del pueblo, atónitas por la guapura y los logros de Gastón, su nivel intelectual, su riqueza cultural. Por ello, no hay que culpar a GAstón, el es un simple reflejo de un estamento social más preocupado por un enriquecimiento primario que otro. Desde otro punto de vista, la Bestia, no convive con el resto de vecinos en ningún momento, sino que se mantiene alejado en su castillo sin ningún relación social. Y es éste, además del físico, el castigo que le impone la bruja, el cambiar su aspecto externo por el de su interior, marchito como el de una rosa. Como moraleja de este precioso cuento, podemos concluir la importancia del proceso humanizador y socializador que ejerce la sociedad en el individuo a través de los vínculos y relaciones culturales y los usos y costumbres que permanecen en cada época y que forman parte de la historia. Eso sí, sin olvidar además, que ¡la belleza está en el interior!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s