La Bella y la revelación

La Bella y la revelación

Hace relativamente poco tiempo tuve una revelación y de lo más curiosa. Me encontraba viendo por millonésima vez La Bella y la Bestia de Disney, película que llevo viendo desde mi mas tierna infancia, de la que me sé todas las canciones y diálogos (soy una fanática de las películas de Disney), cuando tuve la revelación, tal vez una pequeña epifanía.

Todos recordaréis al personaje de Gastón, el hombre más fuerte y robusto del pueblo, el mejor cazador, el más apuesto…vamos en teoría el mejor marido que una podría encontrar, pero según avanza la película te das cuenta de que Gastón es un engreído y un chulo, un egoísta y vanidoso, y una larga lista de etcéteras, pero dejas pasar todo eso, o por lo menos yo lo hacía, porque pensaba que, a una persona enamorada de Bella, de una chica tan dulce y buena, una persona que puede sentir ese sentimiento tan hermoso, no puede ser tan malo, ¿no?

Mi revelación vino de esta idea, Gastón NO estaba enamorado de Bella, no la quería, nunca la quiso, solo era un trofeo para su vitrina, él se la merecía porque ella era la más guapa de la “Aldea Ideal”.Qué cómo sé que no estaba enamorado de ella? Fácil, el amor es un sentimiento muy irracional a veces si, pero es un sentimiento hermoso, y si hay algo que lo caracteriza para mi es el altruismo. Cuando de verdad quieres a alguien, cuando es amor de verdad, lo que quieres es, por encima de todo, que esa persona sea feliz aunque no sea contigo, aunque sea estando lejos de ti. Cuando alguien se enamora piensa en el otro antes que en si mismo, de eso se trata el amor verdadero. Gatón no quería que Bella fuese feliz, solo quería poseerla, ser su dueño, y le dolió tanto que Bella se enamorase de un “monstruo” antes que de él que decidió acabar con su supuesto rival sin pensar en lo mal que lo pasaría Bella si la Bestia hubiese muerto. Eso amigos mios, ¡NO ES AMOR!

Sé que a veces cuesta mucho pensar en los demás antes que en nosotros mismos, pero yo pienso que no hay mejor prueba de amor verdadero que esa. De todas formas dicen que si quieres a alguien de verdad tienes que dejar que se vaya, si no vuelve es que nunca fue tuyo.
Es difícil lidiar con nuestro sentimiento y mucho más intentar comprender los de los demás, pero no viene mal intentarlo de vez en cuando. Si Gastón se hubiese molestado un poquito en conocer a Bella, si se hubiese dado cuenta de que ella no era como las demás chicas, tal vez habría podido dejar de pensar en si mismo y lograr que ella se enamorase de él.

La Bestia si supo sacrificarse, dejó que Bella abandonase el castillo porque ella quería ir a cuidar a su padre a pesar de que sabía que sin Bella su vida sería gris y monótona, pero ella sería feliz. Es gracioso que sea una bestia la que de lecciones de amor a las personas.

Sé que ese no es el mensaje principal de la película, se supone que es que la belleza está en el interior, pero yo también aprendí que el amor a veces está en el sacrifico, bonito pero trágico.